Aumentar el mercado del e-commerce, principal reto en México

Para el 2015, uno de los principales retos de la industria del comercio electrónico en México será el ampliar el tamaño del mercado con el crecimiento de la base de consumidores que realizan compras en línea en el país.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Internet  (Amipci), sólo el 20% de los 51.2 millones de internautas que existen el país realizan compras en línea.

Pero hay señales positivas, como la llegada del gigante de comercio electrónico Amazon a México, asunto que los actores de la industria observan para este 2015.

«La llegada de Amazon va a facilitar que crezca el pastel; más gente se va a animar a comprar por Internet y a medida de que compres por Amazon y que te vaya bien, te vas a animar a comprar en otras tiendas», dijo en una entrevista el presidente de la Asociación Mexicana de venta Online (AMVO), Eric Pérez-Grovas.

De acuerdo con el directivo, los jugadores del comercio electrónico en México ya tienen las condiciones para competir con el gigante del retail que se espera arranque la versión íntegra de su tienda durante el primer semestre del año.

El reto será para los minoristas que aún no tienen presencia en Internet, y que se enfrentarán a una empresa que está dispuesta a sacrificar márgenes de ganancia con tal de ganar una mayor cuota de mercado, con prácticas que se enfocan a la personalización y relación post-venta con el consumidor y tiempos de entrega cortos, consideró el director general de la agencia digital, David Boronat.

Cálculos del Instituto Latinoamericano de Comercio Electrónico (e-Instituto), el valor del comercio electrónico en América Latina llegará a los 100,000 millones de dólares en el 2014, donde México participará con el 14% para sumar alrededor de 14,000 millones de dólares, lo que representará un crecimiento de aproximadamente 42% respecto al 2013.

Mientras que la Amipci espera un crecimiento alrededor de 35% para llegar a una facturación de 12,400 millones de dólares.

Este crecimiento es positivo pero existe un amplio potencial si se considera que en México, sólo una de cada 100 compras del sector retail se realiza en línea. Cifras de e-Instituto revelan además que la participación del comercio electrónico en México respecto al total de su economía asciende apenas al 0.52% cuando el promedio de América Latina es del 0.76 por ciento.

En Brasil, el principal mercado de la región, la proporción asciende al 1.01 por ciento.

La falta de democratización de los pagos electrónicos es una de las barreras que se enfrenta la industria, pues entre el 60% y 70% de las transacciones en línea se realiza a través de estos medios (tarjeta de crédito y sistemas como PayPal) y el resto se transacciona offline, mediante depósitos bancarios y pagos en tiendas de conveniencia.

«Creemos que el área de cobros electrónicos es un área de oportunidad en este país. Por ejemplo, cuando comparas las empresas que operan en México con otros países, lo que vas a encontrar es que una de las principales diferencias es que en México, los niveles de aceptación son menores, te aceptan menos los cobros, y protegerte contra el fraude es más difícil protegerte como comercio», afirmó Pérez-Grovas.

El experto incluso proyecta que si el comercio electrónico en México podría crecer al doble si se admitiera el uso de tarjetas de débito para realizar compras en línea.

Fuente: El Universal

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *